Desde siempre, el hombre ha tenido la necesidad de asustar o maravillar a los demás y la máscara es una buena solución. Ya en la antigua Grecia, debido al gran tamaño de los teatros, las máscaras ayudaban a ver mejor la "cara" de los personajes y amplificaban la voz de los actores.

En ciertos rituales de la Edad Media, la gentes usaba máscaras para representar los fantasmas de la muerte, el infierno o los demonios. En el carnaval (fiesta de origen religioso) el uso de las máscaras era para celebrar las buenas cosechas, para pedir la fertilidad de las tierras o la prosperidad de la comunidad.

De esta celebración de la vida, mezclada con el humor, nace en el s. XVI aproximadamente el teatro cómico italiano la Commedia dell'arte, una de las manifestaciones teatrales más importarts del historia.

A diferencia de las máscaras japonesas o chinas por ejemplo, las de la comedia no expresan sentimientos muy marcados, sino que es el actor que le da la expresividad y todos los registros posibles a través de la Pantomima, la acrobacia o la voz .

Actualmente la máscara a parte del sentido lúdico o de transgresión, es utilizada todavía en el teatro o incluso en rituales.


Copyright © 2013. Arlequi Mascares. Tots els drets reservats

Català